El limón, un gran aliado

 

Gastronómicamente, el limón se usa como ingrediente  y como aromatizante. Pero Los beneficios del limón van más allá de su uso en la cocina, esta fruta, de origen asiática, es un poderoso aliado de la belleza, de la salud y un eficaz limpiador doméstico. Desde aromatizar, desinfectar, exfoliar y quitar manchas entre muchos otros usos.

Conocidas son sus propiedades curativas. Su alto contenido en vitaminas lo coloca en la cumbre de los frutos sanadores por ser un poderoso antibiótico natural, depurativo y bactericida. Los limones, como el resto de los frutos de la familia de los cítricos, contienen mucha vitamina C que ayuda a reforzar las defensas.

En la limpieza del hogar es un excelente producto natural que realmente funciona. El nivel de PH del limón es 6 veces mayor que el del vinagre, creando un espacio ácido en el que los microbios no pueden sobrevivir. El zumo de limón es capaz de matar la mayoría de las bacterias de la casa, especialmente de la cocina y baño.

Un truco, que ya usaban nuestras abuelas para mejorar la obtención del zumo de limón, es hacerlo rodar presionando con la palma de la mano sobre una superficie dura. Después cortar y exprimir.

Para limpiar encimeras, grifos, pomos y puertas, espejos y ventanas, o para eliminar el olor de los armarios, podemos obtener un limpiador totalmente natural mezclando en un pulverizador, a partes iguales, agua destilada  y zumo de limón.

Para limpiar objetos de cobre y sacarles un brillo especial, cortamos un limón por la mitad, añadimos un poco de sal a la superficie y frotamos suavemente la pieza.

Para limpiar, desinfectar y quitar los olores del microondas, colocar en un taza agua con el zumo de medio limón y calentar en el aparato hasta que hierva. Dejar reposar unos 10 minutos sin abrir la puerta y luego pasar un paño limpio. Igualmente para limpiar el horno y para los robots de cocina programables.

Como sustituto de la lejía en la ropa blanca, verter media tacita de zumo de limón en la lavadora, junto con el detergente.

Para limpiar, quitar las manchas de comida y su olor en fiambreras o recipientes de plástico. Dejar a remojo con agua y zumo de limón.

La piel del limón, mayormente la utilizamos rallada en recetas de cocina. Pero también tiene otros muchos usos, como por ejemplo:

Como repelente de insectos. El olor y sabor del limón resulta muy desagradable para algunos insectos, como hormigas, pulgas o cucarachas y tanto su zumo como sus cáscaras resultan ser buenos repelentes.

Como tónico facial frotando ligeramente la cara con cáscara de limón, teniendo cuidado alrededor de los ojos y enjuagar  luego

El limón también es muy útil en el aseo personal. 

Por ejemplo:

Para una buena limpieza facial, mezclar azúcar con unas gotas de limón y frotar la cara enjuagando después con agua tibia. 

Para quitar el olor que queda en las manos después de preparar algunos alimentos (como al limpiar pescado) diluir agua tibia con zumo de limón y sumergir las manos unos minutos.

Para blanquear las uñas de fumador, o quitar las manchas provocadas por el esmalte, exprime zumo de limón en un bol y pon a remojo tus uñas durante 15 minutos. Luego, cepíllalas con un cepillo de dientes para acabar con las manchas.

Para suavizar los codos secos, usar medio limón espolvoreado con bicarbonato, colocar el codo en el limón y girar como si lo estuvieses exprimiendo durante varios minutos. Enjuagar y secar.

Todas estas no son más que algunas de las razones para tener siempre limones a mano y olvidarnos de productos de limpieza caros. Además, los limones huelen muy bien y son más seguros.


Recetas recomendadas:
Enlaces relacionados:
Reportajes anteriores

Puedes consultar los reportajes anteriores por categorías o bien utilizando el buscador de palabras clave.

© Copyright - Revistarecetas.Com | Condiciones Generales y Política de Privacidad | Versión Movil | Rss

Desarrollado por Iniciativas Virtuales