Falsos mitos sobre el pan

pan_dieta

Muchas personas creen que el pan engorda y cuando quieren seguir algún régimen de adelgazamiento es lo primero que quitan de su dieta, por lo que ha sufrido duros golpes en su imagen pese a ser uno de los protagonistas de la dieta mediterránea. Pero cada vez más, nutricionistas, científicos, farmacéuticos, aseguran que el consumo diario de pan, siempre en el marco de una alimentación variada y equilibrada, es beneficioso para nuestra salud.

El pan es un alimento que apenas contiene grasas y por si mismo no engorda tanto como se cree. El verdadero aporte calórico está en lo que acompaña a ese pan: salsas, embutido, queso, chocolate, paté, mermeladas, etc, productos que por lo general sí que son calóricos.

Otro sinsentido es creer que al pan si le quitas la miga engorda menos, puesto que los ingredientes que se utilizan para la elaboración de la corteza y de la miga son los mismos, lo que pasa es que durante el horneado la superficie se tuesta y el resto no.

Por la misma razón, la creencia popular de que el pan tostado engorda menos que el pan tierno es otro falso mito. A igualdad de peso de una rebanada de pan, tostada o sin tostar, idénticas calorías.

Su consumo es idóneo para niños y adolescentes por la gran actividad física que estos desarrollan, así como para las personas de edad avanzada, pues es un alimento de fácil masticación y digestión.

el Pan no es un factor que provoque sobrepeso en las personas. El sobrepeso es una enfermedad provocada por una serie de malas prácticas alimentarias y de una inactividad física.

Y por último destacar que el aporte calórico del pan integral es similar al del blanco, la única diferencia es que el integral tiene más fibra.

Reportaje relacionado:

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply