El entorno en las comidas

cena-familiarEl principal factor impulsor de la alimentación es obviamente el hambre, pero la cantidad que decidimos comer no está determinada únicamente por las necesidades fisiológicas.

El entorno que rodea a la comida influye mucho en la cantidad de alimentos que ingerimos.

La presentación de los platos, la temperatura, el color y el aroma, junto con la combinación acertada de sabores y tamaño de las raciones, así como el hecho de comer solo o acompañado, son sin duda alguna factores muy condicionantes.

Sin que seamos conscientes comemos bastante más de lo habitual ante la presencia de una variada cantidad de alimentos (como puede ser cuando nos encontramos en un restaurante de buffet libre).

En cualquier celebración en torno a la mesa con familiares o  amigos, incrementamos significativamente la ingesta de alimentos.

El problema viene cuando estas circunstancias se dan con frecuencia y no solo en ocasiones puntuales, puesto que si no somos capaces de controlarnos y habitualmente comemos más que energía consumimos, será muy probable que lleguemos a ser obesos y con serios problemas de salud.

 

 

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply