Frutas. Todo el año

Por suerte para nosotros, en el clima templado-cálido tenemos buena fruta. Aún así, la rotación de las cosechas no permitía disfrutar de ciertas especies más que unos determinados meses al año. Gracias al congelador, la mayoría de frutas pueden estar presentes en nuestras mesas en todas las estaciones, porque además ellas no ponen inconvenientes. En general, salvo el plátano y la granada, pueden congelarse todas, desde la frambuesa a la mora; de la cereza a la uva. Unas, como las citadas, sin almíbar; otras como el albaricoque, mandarina, naranja, membrillo, melocotón, envueltas en almíbar o azúcar, o preparadas en compota y puré.

En principio la mejor fruta para congelar es la de carne blanda que, precisamente, tiene temporada corta.

Para que no se altere el color de la fruta conviene sumergirla en zumo de limón o añadir zumo al almíbar.

Para que la fruta absorba profundamente el azúcar, nada mejor que meter las bolsas o envases ya preparados en el frigorífico una hora antes de entrar en el congelador.

Para que quede perfecta se debe manipular la fruta lo menos posible. Hay que evitar lavarla y si no queda más remedio usar sólo agua helada, luego se escurre bien y se coloca sobre papel de cocina.

El descongelado tiene sus procesos y uno de ellos es que si se pretende comer la fruta, como si no hubiera pasado por el congelador, se debe conceder a su descongelación el mayor tiempo posible. De ese modo no se pierde el jugo y la carne se ablanda naturalmente. Indispensable, por ejemplo, si se trata de hacer una buena y variada macedonia de frutas.
Para esa descongelación lenta, el lugar clave es el frigorífico, donde la fruta se mantendrá en su envase o envoltorio hasta que se vaya a utilizar. Al objeto de que no pierda ninguno de sus caracteres de textura, es conveniente servirla cuando aún se notan cristalitos de hielo, que se irán fundiendo en un instante a la temperatura ambiente y no desagradará a los comensales.

Conviene recordar que a la temperatura ambiente, la fruta se descongela a doble velocidad que dentro del frigorífico, pero en cambio puede perder sus jugos y consistencia. No desmerece, no obstante, cuando se ha conservado en almíbar, en forma de compota o puré.

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “Frutas. Todo el año”

  1. [New Post] Frutas. Todo el año – via #twitoaster @recetasnet_net http://recetasnet.net/blog/2010/11/15/fr

Leave a Reply